CARLOS LOPEZ (1)

Necesitábamos un espacio como el que propone el Instituto CRUX, un espacio que nos invite a escuchar, pensar y responder seriamente a los dilemas éticos y morales de una sociedad cuyo andar se parece al de un resuelto dipsómano. Un pensamiento basado en el Evangelio de Jesucristo y bajo una correcta cosmovisión cristiana será de mucha utilidad para cambiar el derrotero de individuos, familias y pueblos.

Carlos A. López

Rector, FIET