Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp
Share on telegram

“Vacunemos” a nuestros hijos

    Aunque esta frase es muy sugestiva, no quiero hablar de lo que imaginan. No estoy hablando de vacunar a nuestros hijos contra la polio, la meningitis o la covid, eso es elección de cada familia. Estoy hablando de un virus mucho más peligroso y contagioso: el virus del pensamiento “progre.”

    Hace algunos días, gracias a una empresa de estudios de mercado, pude ver lo que piensan las diferentes generaciones guatemaltecas sobre el aborto, el sexo antes del matrimonio, la unión civil de personas del mismo sexo y otros temas más. Me sorprendió mucho el cambio dramático en la mentalidad de la sociedad guatemalteca y, sobre todo, la diferencia de opiniones entre los nacidos entre 1982 y 1998 (o 1980-1995) y el resto de los guatemaltecos. Los mileniales son adultos jóvenes entre los 22 y 38 años, regularmente graduados y con maestría, que trabajan y muy interesados en hacer ejercicio y comer bien. Sin embargo, lo que me llamó la atención fue su aceptación de los temas antes mencionados (aborto, sexo premarital, matrimonios entre personas del mismo sexo, etc.).

    Esta situación me preocupa mucho. ¿Dónde estábamos los adultos que criamos a esta generación? ¿No estuvimos en la sobremesa de la cena hablando de estos temas tan comunes y presentes en la televisión y películas que veían nuestros hijos? ¿Acaso no analizamos la música tan sugestiva que escuchaban? ¿No nos percatamos del efecto que tendrían los teléfonos inteligentes en sus manos? Lamentablemente, dejamos que la cultura entrara en sus mentes y corazones y formara su ética. Nos preocupamos por darles los mejores lugares de estudio, más oportunidades y la ropa de moda, pero se nos olvidó prepararlos para enfrentar una cultura cada vez más permeada por pensamientos e ideologías contrarias al cristianismo.

    Escribo todo esto para alertar a los padres de hijos más pequeños. Ustedes todavía tienen a sus hijos en casa y los pueden “vacunar” contra el terrible virus del pensamiento “progre”. Este tipo de pensamiento, realmente, es una ideología que apoya el aborto y lo llama “derecho reproductivo”, abraza el lenguaje inclusivo, ve con liviandad el sexo fuera del matrimonio, interpreta la pornografía como un entretenimiento más de la juventud actual, defiende el “matrimonio igualitario” y enseña la idea perversa de que las personas pueden elegir su “género”. No olvidemos que los padres somos la influencia número uno en la vida de nuestros hijos, y que esa posición privilegiada nos permite llegar primero y desarmar este “virus destructivo.”  Nuestros hijos y nietos estarán preparados para lo que venga y podrán defenderse ante una avasalladora ideología que quiere borrar nuestra identidad y nuestro legado.

    ¡Ánimo, padres!  Si sus hijos son mayores, informémonos y formémonos para ayudarlos a regresar a la verdad. Si nuestros hijos son aún pequeños, informémonos y formémonos porque es necesario darles todas las herramientas posibles. Gálatas 6:9 nos recuerda que “no nos cansemos, pues, de hacer bien; porque a su tiempo segaremos, si no desmayamos.”

    Compartir

    Share on facebook
    Facebook
    Share on twitter
    Twitter
    Share on email
    Email
    Share on whatsapp
    WhatsApp

    Suscríbete

    Archivo

    Publicaciones mensuales

    Lo más popular

    Lo lamentamos. No hay nada que mostrar aún.

    Fe & Actualidad

    Jesús, el camino al padre

    En esta ocasión Gonzalo A. Chamorro conversa con don David Suazo e Ismael Ramírez sobre el tema: Jesús, el camino al padre. Este episodio es parte de la serie: Juan, el evangelio.
    Te invitamos a contestar la pregunta del día: ¿Habiendo tantos caminos, ¿cómo saber que Jesús es el correcto?

    ESCUCHAR »

    0 comentarios

    Deja una respuesta

    Marcador de posición del avatar

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Para estar al día

    Publicaciones recientes

    Podcast

    Ser cristiano en el s. XXI, parte 4

    En este episodio nos gustaría ofrecer algunos consejos prácticos que nos ayuden a aplicar lo reflexionado en las conversaciones pasadas. ¿Cómo podemos ser fieles a nuestro Señor en un mundo tan cambiante? ¿Cómo la fe en Jesucristo nos puede ayudar a reinterpretar el mundo y la realidad de la vida actual?

    Escuchar »

    Ser cristiano en el s. XXI, parte 3

    Nadie puede poner un fundamento diferente del que ya está puesto, que es Jesucristo» (1 Corintios 3:11). Estas palabras del apóstol Pablo expresan con claridad la esencia del cristianismo: la fe cristiana se trata de Jesús. Pero esta fe la debemos de vivir y pensar desde nuestro siglo XXI. ¿Qué circunstancias de este siglo nos animan a repensar la fe? ¿Cuáles son los nuevos desafíos y oportunidades que tenemos?

    Escuchar »

    Ser cristiano en el s. XXI, parte 2

    Nadie puede poner un fundamento diferente del que ya está puesto, que es Jesucristo» (1 Corintios 3:11). Estas palabras del apóstol Pablo expresan con claridad la esencia del cristianismo: la fe cristiana se trata de Jesús. Pero esta fe la debemos de vivir y pensar desde nuestro siglo XXI. ¿Qué circunstancias de este siglo nos animan a repensar la fe? ¿Cuáles son los nuevos desafíos y oportunidades que tenemos?

    Escuchar »