Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp

Tomemos a Dios por su Palabra

“Si tengo mucha fe, a modo de tomar a Dios por su palabra… honraré grandemente a mi Señor y Rey”.

Spurgeon.[1]

Fue G. K. Chesterton quien dijo: “para nosotros los cristianos, el gozo es central y el sufrimiento es periférico”.[2] Y aunque la frase continua para hacer un contraste entre el cristianismo y otras religiones, hoy nos quedaremos con esta parte para reflexionar y preguntarnos ¿Qué hace que no vivamos en un constante sufrimiento o dolor?, ¿qué hace que aun cuando el dolor venga, el gozo siga siendo central e inamovible?

Muchos cristianos hoy muestran la centralidad de su vida. Pocos aprovechan este tiempo para la meditación, la oración o para su familia, más bien, se gozan en lo que se ha convertido en centro de entretenimiento y diversión: “los memes”. Netflix ha presentado un incremento en sus vistas, las redes sociales explotaron de información.[3] Parece que toda situación por dura que sea se puede enfrentar si se tiene al alcance unos cuantos memes graciosos que se burlen de la situación actual, unas series entretenidas, o estar sumidos en la dinámica de conectividad, deslizando el dedo sobre un celular para pasar la información de abajo hacia arriba. Luego, cuando ya nos aburrimos o nos desesperamos, viene el vacío y el descontento. 

¿Será la burla, las series, las redes sociales lo que nos llena de verdadero gozo?

Dios se glorifica en nuestra satisfacción

Charles Spurgeon dijo: “Dios se glorifica más en nosotros cuanto más satisfechos estamos en Él. Daremos a nuestro Señor más gloria si recibimos de él mucha gracia. Si tengo mucha fe, a modo de tomar a Dios por su palabra… honraré grandemente a mi Señor y Rey”.[4]

Así que seguiremos el consejo de Spurgeon y nos adentraremos en la Biblia a modo de “tomar a Dios por su palabra” y al hacerlo encontraremos a Dios mismo. Valoraremos sus promesas, nos gozaremos en él y el resultado será la glorificación de su nombre. La valoración es lo que autentifica la alabanza, no se puede alabar lo que no se valora.

He aquí un pequeño ejemplo.

Existió una persecución contra los cristianos cuando Nerón era emperador de Roma, falsamente fueron acusados de hacer a Roma arder, lo que desato dicha persecución.[5] Ellos necesitaban un fortalecimiento espiritual por el sufrimiento que trajo tan dura persecución, así que el propósito de esta carta es alentarlos y enseñarles a vivir en medio de la hostilidad, es decir, vivir 1) sin perder la fe, 2) sin amargarse, 3) confiando en Jesús, 4) Esperando el regreso de Cristo.

Sé parte de la misión de icrux

1 Pedro 5:6-11

6 humillaos, pues, bajo la poderosa mano de Dios, para que Él os exalte a su debido tiempo, 7 echando toda vuestra ansiedad sobre Él, porque Él tiene cuidado de vosotros. 8 sed de espíritu sobrio, estad alerta. Vuestro adversario, el diablo, anda al acecho como león rugiente, buscando a quien devorar. 9 Pero resistidle firmes en la fe, sabiendo que las mismas experiencias de sufrimiento se van cumpliendo en vuestros hermanos en todo el mundo. 10 Y después de que hayáis sufrido un poco de tiempo, el Dios de toda gracia, que os llamó a su gloria eterna en Cristo, Él mismo os perfeccionará, afirmará, fortalecerá y establecerá. 11 A Él sea el dominio por los siglos de los siglos. Amén.

Así que, podemos tomar el versículo 7 cuando dice “echando toda vuestra ansiedad sobre Él”.  La palabra “echando” en otras versiones “depositen”, es una acción que expresa una dependencia en el verbo principal en la oración: “cuidado” o “cuida”. Aquí vemos un indicativo (él tiene cuidado de vosotros) y un imperativo (Echando o depositen). Entonces, debemos depositar nuestra ansiedad sobre él, no solo porque Él tiene cuidado de nosotros, un cuidado justo, un cuidado eterno que infunde paz, sino porque nos invita a hacerlo. Por lo tanto, tomemos a Dios por su palabra.

Antes de esto Pedro les recuerda en el capítulo 2 que “Pues vosotros andabais descarriados como ovejas, pero ahora habéis vuelto al Pastor y Guardián de vuestras almas.” O “el Pastor que cuida”. Este pasaje nos lleva a reflexionar que, si medio de todo esto, sientes que te has descarriado, y no hablo solo de pecado sino también de otros aspectos como productividad, ociosidad en cuanto a las disciplinas espirituales (tu sabrás que área) entonces, vuelve a Cristo, ya que el versículo 10 muestra qué es lo que desea hacer en tu vida. Él como pastor no solo te conduce por el mejor (no significa fácil) camino, también como Guardián de tu alma, está atento a tu cuidado físico y espiritual durante ese recorrido.

Probad y ved

Uno de mis Salmos favoritos es el Salmo 34:8-9

8 probad y ved que el Señor es bueno.
¡Cuán bienaventurado es el hombre que en Él se refugia!
9 Temed al Señor, vosotros sus santos,
pues nada les falta a aquellos que le temen.

Una invitación y desafío resuena en el versículo 8 “Probad y ved que el Señor es bueno”. Deja las redes sociales, deja a un lado los memes y toma tu Biblia, léela, ora a Dios lo que hayas leído, refúgiate en Él, tómalo por su palabra de modo que, no solo encuentres gozo y paz, sino que también lo glorifiques. ¿Sientes desesperación, tu mente no logra concentrarse, el trabajo parece interminable, la monotonía resulta tediosa? Entonces, toma a Dios por su palabra, prueba y ve que el Señor es bueno.

Cuando lo hagas, conocerás que esto es cierto ¡Cuán bienaventurado es el hombre que en Él se refugia! Una forma de refugiarnos en Él es depositando nuestra desesperación en Él. Encontraras un gozo que no te provoca alegría perecedera, para luego ir a buscar algo más; en lugar de eso sentirás un gozo central, el cual satisface al más sediento.

Ravi Zacharias dice: “una de las maneras en que la excelencia de Dios se manifiesta, es que lo encontramos (a Dios) deleitoso aún en medio de la monotonía”.[6]

La Biblia te invita a poner tu desesperación en Dios, a probar que Dios es bueno, a que conozcas el cuidado que Dios tiene de ti, entonces toma a Dios por su palabra.

La Biblia dice que Dios te perfeccionará, afirmará, fortalecerá y establecerá, que guardará tu corazón y tu mente en Cristo Jesús, entonces, toma a Dios por su palabra.[7]

Vincit qui patitur, “aquél que persevera en el sufrimiento, triunfa”.[8] No podemos perseverar en el sufrimiento sin la gracia de Dios, aferrémonos a su gracia, tomemos a Dios por su palabra.


[1] John Piper, Gracia Venidera (Vida: 2006, Miami).

[2] Ravi Zacharias, ¿Puede el hombre vivir sin Dios? (Grupo Nelson: 1995, Nashville).

[3] https://www.vanguardia.com/tecnologia/internet-y-redes-sociales-el-refugio-en-la-cuarentena-por-la-vida-LA2165872

[4] Piper, Gracia Venidera.

[5] John Anthony McGuckin, El sendero del cristianismo (Kerigma: 2019, Oregon).

[6] Ravi Zacharias, Vuelva a Maravillarse, (Mundo Hispano: 2006, Texas).

[7] Michael A. Haykin, Joel Beeke, Ryan Martin, Matthew Barrett, Stephen Yuille, Tópicos en Teología Pastoral Vol. 1 (Teología para Vivir, 2019).

[8] Filipenses 4:7.

Compartir

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp

Suscríbete

Archivo

Publicaciones mensuales

Lo más popular

Fe & Actualidad

0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para estar al día

Publicaciones recientes

Podcast

Modelos de interacción entre ciencia y cristianismo

Gonzalo Chamorro, Guillermo W. Méndez y Josué Estrada dialogan sobre las distintas reacciones o actitudes que ha tenido el cristianismo ante la ciencia en la historia. De igual manera, presentan los principales modelos de interacción entre ciencia y fe: conflicto, independencia, diálogo e integración.

Escuchar »