DESTACADO

El origen de la vida: una perspectiva teológica

Gonzalo Chamorro, David López y Josué Estrada abordan, grosso modo, la perspectiva bíblico-teológica sobre el valor y la importancia de la vida humana.

¿Qué dicen las Escrituras sobre el valor de la vida? ¿Por qué es importante bíblica y teológicamente el respeto de la vida humana? Textos como Sal 127:3; 139:13, 16 o historias como la de Ana y Elisabet muestran el valor de la vida y lo impensable que era considerar un aborto. De igual manera, el valor de la vida radica en dos cuestiones teológicas de suma importancia: la humanidad como portadora de la imagen de Dios en esencia y como corona de la creación. Estas dos cuestiones revelan, entonces, que el valor de la vida radica en el hacer y ser mismo de Dios en los hombres.

CONTENIDO DE INTERÉS

Blog

Confiando en el Señor en tiempos difíciles

Hermano, «la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús» (Fil 4:7). Recordemos las palabras de san Agustín: «Confiemos el pasado a la misericordia de Dios, el presente a su amor y el futuro a su providencia. Descansemos en el Señor quien tiene el control y el cuidado de nosotros».

Leer Más >>

La iglesia en tiempos de cuarentena/Cuaresma

Este tiempo de cuarentena/Cuaresma es una oportunidad para detenernos y escuchar en el silencio la voluntad de Dios. Quizás nuestros cultos y actividades (¿sobre todo en Semana Santa?) han ahogado con sus celebraciones de «adoración» el «suave murmullo» de la manifestación de Dios o la voz del silencio divino.

Leer Más >>

Malinterpretando la gracia

El mensaje de la gracia es maravilloso: el amor de Dios llega a nosotros sin costo alguno de nuestra parte. Su gracia se manifiesta de distintas formas, y una de estas es a través del perdón.

Leer Más >>

Paternidad del corazón

«El ser padre ha hecho muchísimo más por mí y mi relación con Dios que lo que jamás yo podría hacer por mis hijos. ¡Solo esto es más que suficiente para afirmar que la paternidad es una bendición inmensurable!».

Leer Más >>